Chat Porno con modelos de Webcams para sexo En linea

$5.00

  • Image of Chat Porno con modelos de Webcams para sexo En linea

Vera dice que la clave del éxito de Camgirl es encontrar clientes leales. También tienes que reconocer lo que quiere el cliente. "A veces tienes que masturbarte frente a alguien unas docenas de veces antes de que se caliente para ti", dice ella.

Ideal para una chica en ciernes, si tiene al menos una lengua extranjera y un buen sentido de muchas culturas, dice Vera. Algunos estudios incluso invierten en sus propios salones de belleza y gimnasios; Las clases de inglés son estándar con la mayoría.


"La masturbación toma un máximo de cinco a seis minutos", dice ella. "Entonces, ¿qué estás haciendo por el resto de la hora? Tienes que ser interesante, cautivador y alcanzable". Por ejemplo, necesita saber cómo hablar con un médico que tiene un mal día o con un músico en ciernes.

Sus clientes son hombres que no pueden vivir sus fantasías en la vida real, dice ella. "Muchos no pueden decirle a su novia o esposa sus deseos sexuales más profundos y oscuros", dice ella. "Hacemos dinero aceptándolo todo".

campornochat es uno de los sitios sexcam más populares del mundo. Se encuentra en Piaţa Muncii, una plaza central de Bucarest. Cada día, visitan alrededor de 2.4 millones de clientes, actualmente LiveJasmin ocupa el 63º sitio web más visitado del mundo. El sitio web difiere en un punto de muchos otros sitios: las mujeres allí solo se desnudan en sesiones privadas para el cliente. Tal sesión cuesta 100 euros por 10 minutos.

Además, LiveJasmin dice "Paquete de novias", porque la compañía recorta a las Camgirls para ofrecer también discusiones y consejos sobre temas cotidianos. Por supuesto, los servicios sexuales todavía están en primer plano. Pero las mujeres se desnudan y se masturban con vibradores, que el cliente controla por control remoto.

Perfect Lexy es pequeña y viste su cabello teñido de rojo y corto. Ella ha estado trabajando para chats porno durante cuatro años. Para esto, ella colgó su trabajo en una fábrica de autos en un pequeño pueblo en el sur de Rumania. Le trajo unos 1.000 lei (215 euros) al mes. Antes de su conversación con VICE, tenía un turno de ocho horas frente a la cámara, que le costó alrededor de 1.360 euros.

"Hoy estuve vestida todo el día", dice Lexy encantada. "He tenido una sesión privada todo el tiempo con uno de mis mejores clientes habituales: un chino que llevo más de un año en la página de citas". Durante las ocho horas, los dos habrían hablado, almorzado e incluso tomado una siesta.


"Hemos construido algo como una relación", dice ella. "Realmente me preocupo por él". Hace unos días le dijo que no era tan importante que la viera desnuda , por lo que podía ver porno. "Él quiere que tengamos una conexión emocional".

Que un cliente se enamore de un modelo no sucede tan a menudo, dice Lexy. A veces la relación se vuelve tan difícil que las mujeres tienen que terminarla. Como el estadounidense que amenazó con suicidarse si Lexy no aceptaba reunirse con él.

En otros casos, las camgirls no solo conocen a sus clientes, sino que incluso se casan con ellos. Un ex camgirl de chatporno-xxx.com se mudó recientemente a Dubai para vivir con un cliente. Otra mujer comenzó una relación con un espectador que fue a Rumania para postularse, sin saber que ya estaba casada.